Modifica los tejidos bucales, tanto blandos como duros con el fin de tenerlos en condiciones anatómicas ideales que permitan mejorar o hacer viables la rehabilitación protésica bucal del paciente.