Práctica de mantener la boca, los dientes y las encías saludables para prevenir problemas dentales mediante la eliminación de la placa y las bacterias.