En la actualidad, el Botox es uno de los tratamientos de elección en Cirugía Oral y Maxilofacial para tratar ciertas patologías como las distonías, espasmo hemifacial, tratamiento de tortícolis, tratamiento de la hipertrofia maseterina, tratamiento de patologías de la articulación temporomandibular como las mialgias masticatorias, luxación recidivante de la mandíbula y el bruxismo.