El estiramiento facial endoscópico es un procedimiento estético que se lleva a cabo utilizando los últimos adelantos en tecnología, y que brinda soluciones específicas en un área determinada de la cara, por ejemplo, suavizar las líneas de expresión, tensar los músculos del cuello, reposicionar mejillas y en general todas las correcciones que se dan por el paso del tiempo.