Técnica quirúrgica que permite el aumento de hueso a nivel de la arcada superior, con el objetivo de tener una base ósea adecuada en la cual poder colocar implantes.