Son aditamentos en titanio que se colocan en los huesos maxilares para reemplazar y semejar la raíz de un diente, lo que nos permite una mejor funcionalidad de igual o mejor estética.